Inicio > Projects > enREDarte
IMG_0867

0 Donaciones

€0

PayPal

Transferencia bancaria

Para evitar en todo lo posible los gastos de la Fundación y que tu cuota llegue íntegra a nuestros proyectos hemos evitado los automatismos y preferimos que seas tú el que vaya a tu banco a pedir una donación mediante transferencia bancaria a este número de cuenta:

ES69 0081 0145 07 0002849992 / BSAB ESBB

enREDarte

La naturaleza de este proyecto es la cooperación al desarrollo, desde los cuales la Fundación Solidaria TAI, Valencia, presta su apoyo a los diversos programas gestados y gestionados de forma local en Nepal, en el Valle de Kathmandu, que trabajan para una infancia segura y una educación justa para la infancia más vulnerable, en el seno de los centros de acogida y las comunidades en las que residen. Los niños y niñas con los que se trabaja han sido rescatados de redes de tráfico sexual y/o son muy vulnerables a caer víctimas de ellas. El proyecto engloba programas de reinserción y empoderamiento así como acciones específicas para la prevención de trata sexual, el matrimonio temprano y otras prácticas de abuso a los derechos de las personas. Las colaboraciones se realizan tejiendo una red de contactos, servicios y apoyo en estrecha colaboración con Asha Nepal, Circus Kathmandu, Eco Organic Nepal, Books for Change y Hamro Foundation, y otras iniciativas sociales nacionales para la protección de la infancia y la mujer. Conoce los proyectos de Asha y Circo Kathmandu en más profundidad:

COLABORACIONES PROGRAMADAS 2018/19

COLABORACIONES A LARGO PLAZO

– Talleres semanales de circo social para 20 niñas con Circus Kathmandu

– Financiación integral de la casa de acogida de Uma

– Talleres de positive parenting

– Colaboración en los programas de prevención de trata sexual y matrimonio infantil en las zonas rurales de Nepal

EL PROYECTO ASHA

Asha es una ONG Nepalí que lleva 20 años acogiendo a niñas y también niños rescatados de trata sexual. Su amplia estructura permite acoger a más de 50 niñas que no pueden volver a sus familias, bien porque no las tienen o porque son inicialmente rechazadas porque han sido “contaminadas”. Asha les provee de alojamiento, manutención, atención psicológica, educación y actividades lúdicas para que puedan recuperar su dignidad. También trabajan con las familias para erosionar el estigma y permitir que puedan volver con seguridad y respeto al seno familiar. No siempre es posible, por lo que Asha extiende su ayuda a las adolescentes en forma de formaciones profesionales y apoyo laboral para cuando llegue su mayoría de edad.

Fue fundada en 1998 y en 2006 Asha Nepal pasó a ser gestionada enteramente por personal nepalí. Su visión es la de una sociedad donde mujeres y niños vivan vidas seguras en comunidad, sin depender de instituciones, donde todos los niños reciban una educación, conozcan sus derechos, cuiden su salud y tengan un trabajo en el futuro para ser autosuficientes. Buscan erradicar de raíz los problemas que llevan a la trata de humanos. Para eso dedican su tiempo a prevenir el tráfico y abuso de niños y mujeres en Nepal, cuidando a aquellas personas rescatadas y facilitando una reintegración segura en su comunidad.

Los beneficiarios de sus programas son niños y adolescentes rescatados del tráfico sexual, muchos de los cuales son rechazados por sus familias o que no pueden ser mantenidos por ellas. También ayudan a las familias de las víctimas y las que están en una situación de vulnerabilidad, habiendo sido discriminadas por cuestión de género y/o casta. Y por último también trabajan con niños que están en peligro de ser traficados.

OBJETIVOS DEL PROYECTO

– Desarrollar medidas de prevención y atención específica a los y las menores que sufran directa o indirectamente cualquiera de las siguientes situaciones de vulnerabilidad: tráfico de personas, tráfico sexual, abusos, exclusión social, discriminación social basada en su condición sexual y de género.

– Contribuir al desarrollo psíquico, físico y social de niños, niñas, adolescentes y mujeres jóvenes, actuando desde el amplio campo de la prevención primaria, secundaria y terciaria sobre toda forma de maltrato, abuso, negligencia y/o explotación

– Atender las necesidades educativas y de salud de niñas y niños que son directa o indirectamente víctimas de redes de tráfico de personas, garantizando su seguridad e integridad.

– Desarrollar habilidades de comunicación para que encuentren modos de expresar una situación de vulneración de sus derechos y ensayen formas adecuadas de pedir ayuda y solucionar problemas.

– Entrenar el reconocimiento de situaciones no seguras y negativas para su desarrollo.

– Propiciar que las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes se motiven hacia su autoprotección, promoviendo el desarrollo de algunos factores de personalidad claves tales como la autoestima y la autoeficacia.

– Potenciar el desarrollo emocional y la capacitación en la relación interpersonal de niñas, adolescentes y mujeres jóvenes en situación de vulnerabilidad.

– Potenciar sus habilidades para afrontar las situaciones estresantes y los eventos vitales.

– Mejorar los lazos emocionales y la comunicación entre madres e hijas.

– Desarrollar en las niñas, adolescentes y mujeres jóvenes la asertividad y la capacidad para eludir el acoso de iguales y adultos.

– Mejorar sus capacidades para acceder a recursos comunitarios.

– Garantizar la coordinación entre las distintas ONGs, asociaciones y entidades locales que aborden esta problemática, a través de protocolos de coordinación.

– Fomentar y promover el intercambio de experiencias de todos aquellos que trabajen en la protección de la salud y los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

– Actuar en la implementación de programas de concientización sobre la violencia hacia los niños, niñas y adolescentes.

PROGRAMAS DE ACTUACIÓN

Asha Nepal cuenta con varios programas de actuación, entre los cuales encontramos:
– Casa de transición: en esta casa las niñas se alojan después de ser rescatadas. La estancia máxima es de 1 año, pasando después a la reintegración con sus familias en los casos en los que sea posible, o las casas de acogida.
– Programa de preservación familiar: este programa se encarga de que las niñas que salgan de la casa de transición tengan una reintegración segura con sus familias. Les dan un apoyo educacional y económico, además de facilitar oportunidades de empleo para su familia.
– Casa de adolescentes: en esta casa de alojan las jóvenes entre 13 y 18 años que, después de ser rescatadas y rechazadas por sus familias, están interesadas en seguir sus estudios, ofreciéndoles una educación, acompañamiento, entrenamiento de habilidades, cuidados de la salud, etc
– Plan de coordinación laboral: una manera de reintegrarse en la sociedad es conseguir un empleo, por lo que este programa les ayuda a practicar habilidades y a recibir formaciones, a encontrar trabajo, y que están interesadas en abrir su propio negocio.
– Casas de acogida: cuando las niñas no tienen la oportunidad de volver con sus familias, ya sea porque son rechazadas, porque no tienen suficientes recursos o no tienen familiares, se alojan en estas casas, donde reciben una educación, ambiente seguro, asistencia sanitaria, etc.

Su área de influencia geográfica se centra en el Valle de Kathmandu, aunque los niños y mujeres son rescatados de distintas partes de Nepal e India.

EL PROYECTO CIRCO DE KATHMANDU

Circus Kathmandu empodera para el cambio. En 2010 trece jóvenes nepalís que habían sido rescatados de la trata sexual y las calles de Kathmandu, encontraron una salida cuando se volvieron hacia el circo contemporáneo como apuesta creativa para reconstruir su autoestima y trazar un camino que les ayudase a salir de la estigmatización y la pobreza. Su modelo crea ejemplos de éxito la vida real, empoderando a los jóvenes a tomar el control de sus propias vidas, al tiempo que se convierten en defensores de los derechos humanos.

En 2010, 13 víctimas de abuso sexual se unieron para formar Circus Kathmandu (CK) presenta una fusión distinta de circo, teatro y danza. Ofrece un arte de vanguardia para crear una emocionante forma de entretenimiento con conciencia social. Sus trabajos son originales, bellos y espectaculares, dejando en evidencia el gran talento que existe en Nepal. Circus Kathmandu demuestra en sus espectáculos un mensaje poderoso y ético, que busca concienciar a su país y al mundo de las injusticias. Denunciarlas públicamente es el primer paso para erradicarlas.

PROYECTO SOCIAL

Área de proyecto social: utilizan el circo y el teatro como herramientas para la transformación y el cambio en zonas rurales en Nepal donde el tráfico sexual es un problema crónico. Informan y denuncian del peligro existente, y lo hacen desde la participación activa de los líderes jóvenes de los pueblos que se implican a largo plazo en estos programas de sensibilización a través del arte expresivo. También acuden a zonas donde hay supervivientes de desastres naturales y/o que están fuertemente empobrecidas para dar talleres de circo y teatro, para concienciar, denunciar y liberar a los jóvenes de la tensión y el estigma de sus vidas, viendo además una alternativa a su futuro dentro de esta red de apoyo. Además, todas las semanas acogen en su centro a niños que vienen de orfanatos o centros de menores en riesgo de exclusión social. En este programa de 2horas semanales los niños se juntan con alumnos de otros centros y practican todo tipo de habilidades, ayudando a mejorar su autoestima, psicomotricidad y habilidades sociales.

SU SUEÑO

Su sueño a largo plazo es lograr tener un centro de estudios artísticos, algo inexistente en Nepal hasta la fecha. Dar la opción de que la danza, la música y el circo entre otros sean una posibilidad de futuro para miles de nepalís que tienen una gran capacidad e ingenio artístico. Además de ser una maravillosa opción para perpetuar su cultura a través de la
expresión contemporánea del arte nepalí, es un camino accesible y potente para la defensa de los derechos humanos.